Reglamento Actualizado del URM y el C-rr; próximamente versión pocket para uso rápido en batalla o en Sagas.
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 En la orilla del mar.

Ir abajo 
AutorMensaje
Leeloo Astharte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 56
Localización : You can find me only in full moon
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: En la orilla del mar.   Mar Mar 24, 2009 7:40 am

< Caminando desde la cera de pavimento que se encontraba a unos cuantos metros de la orilla arenosa del mar el cual en ese extremo se encontraba solitario, la joven de cabello largo rojizo el cual parecia el mismo fuego posando en ella pero sin quemar su blaquesina piel, comenzo a dirigirse a dicho lugar, no sin antes quitarse las botas oscuras que portaba y las calcetas blancas que cubrian sus pies delgados. Una vez hecho tal acto, piso la arena con cuidado, pudiendo sentir como esta se entre metia en cada dedo, los cuales estaban bien proporcionados, ni muy pequeños ni muy grandes.

Disfrutando la sensacion al dar cada paso por la arena, poco a poco podia sentir como al acercarse mas al agua salada de tan bello lugar la arena se tornaba cada vez mas humeda, otorgando un poco de frialdad a los pies de la chica, la cual, disfrutaba como si nunca hubiese vivido tales momentos. >

''Eran miles de años sin venir al mar, casi olvido esta sensacion''.

< Exclamo la joven, mientras con la cabeza agachada miraba sus pies y la arena. Despues de caminar unos metros por la superficie de solor cafesoso muy claro, decidio dejar que el agua fresca tocaran los pies de la dama, que, de forma delicada entraba un poco mas a dicho liquido color azulado y cristalino, solamente dejando que este cubriera hasta sus tobillos. Con las botas de color negro y las calcetas blancas en su mano derecha, voltea a ver la superficie del mar, dando un suspiro como si este le diera paz y tranquilidad, pues al ver el paisaje que sus pupilas claras podian observar, pareciera como si no tuviese inicio, mucho menos final, al mismo tiempo que el sol del atardecer se reflejaba en este, tomando al agua como espejo para presumir tan grande y majestuosa belleza.

Alejandose solamente unos pasos del fluido del mar, se agacha como toda una doncella suave y delicada, para revisar si la arena estaba lo suficientemente seca, al menos para poder sentarse y no arruinar su vestimenta. Encontrado el lugar deseado, deja caer sus objetos personales, asi, sentandose a un lado de estos para poder seguir admirando de la naturaleza que se encontraba ante ella.

Observando, tranquilamente y sin hacer algun gesto de expresion, dejandose caer en el estambre enredado de sus pensamientos, quizas, esperando a una unica persona, la cual la conozca lo suficiente para hacerla sonreir de verdad y quiera sentarse junto a ella entendiendo el mensaje de aquel lugar que poco a poco optaba por tener colores azulados muy tenues y rojizos en el cielo.

Un mensaje pacifico del cual poder disfrutar en silencio.>
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aino *****r

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 67
Edad : 27
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Mar Mar 24, 2009 10:33 am

** Borrosamente se logra ver una figura en la proximidad del agua, caminante por la orilla en la lejanía. El sol ilumina su fisonomía con mayor claridad a cada instante que se aproxima a la ubicación, por coincidencia, de la joven. Así pues se puede denotar su vestimenta: un traje negro sobre el cual reside una armadura muy ligera en amarillo colorido; los dos colores en mezcla, claridad y oscuridad, dejan una "atractiva" imagen en su ser, cubierto por dicho traje en casi su totalidad; casi por quedar los brazos, desde la altura superior de los codos, al descubierto, además de la zona periférica de sus ojos, ojos que, con la mayor cercanía, reflejan con la luz solar un blanco intenso y vacío.
Su calzado, de botas ligeras a juego con su traje, todo en relación, hunde los pies en la arena, por lo que deja sus huellas en ésta. La brisa costera se mantiene acariciando su cuerpo, así como el agua del mar que se desliza suavemente por la orilla para, nuevamente, regresar. Dichas expansiones de agua no llegan a tocar los pies del individuo por leves centímetros; el barro que queda bajo el manto del vaivén del agua queda "aislado" de sus pisadas.

Repentinamente fija su pasiva atención en la joven, a 10 metros aproximadamente, por lo que detiene su relajado paseo en seco. Su cuerpo se inclina giratoriamente para poder quedar de perfil a ella, con el costado izquierdo hacia atrás en costumbre postura de dejar el corazón "protegido" en atrasado lugar. Su mirada, la cual es difícil de definir y percatar al no tener pupilas capaces de concretar imágenes, sino que sólo están los globos oculares, examina el terreno a la par que analiza la fisonomía ajena.
Una reacción tranquila y discreta que "alerta" los "sentidos" del individuo.

- No esperaba que hubiera alguien aquí... -

La voz del sujeto es grave y ronca; muestra confianza en sus palabras y rectitud sebera.
En relación a sus vocablos sus piernas se flexionan levemente en preparación inconsciente de moverse (mas no lo hace). **
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.lalalalalalalalalalalalalalalalalala.com/
Leeloo Astharte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 56
Localización : You can find me only in full moon
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Miér Abr 01, 2009 10:52 pm

< La joven se percata de la presencia del chico, su silueta era lo suficientemente notable, especialmente con la armadura que portaba, siguio sin tomarle mucha importancia a su presencia. Sin dejar de ver el mar, la joven delgada de cabello rojo alcanza a escuchar el comentario que el hombre deja escapar de sus labios, y sin quedarse callada solo dice: >

Ni yo esperaba a que llegara alguien.

< Sus palabras frias y a la vez duras, mostraban una actitud defensiva ante cualquier persona, sin embargo, su intencion no es herir ni molestar, simplemente es su barrera para proteger su corazon congelado, el cual ha permanecido asi durante siglos.
El poder ver el mar, la tranquilizaba y la hacia reflexionar, buscar respuestas a preguntas que parecian no tener respuesta, pero que sin perder la confianza en algun dia poder hayarlas y comprenderlas.

Aun no olvidaba el rostro de aquel que una vez pudo tocar la calidez de su corazon, no olvidaba el aroma que desprendia de su cabello....
No podia olvidar nada que ella queria dejar escapar... los recuerdos son similares a las olas del mar, se van y regresan.

La joven, sin decir mas, sin hacer un gesto, mantenia su cordura tranquila, dejandose llevar por el sonido de las olas, de las gaviotas que pasaban encima del liquido azulado que reflejaba las pocas nuves del cielo tornado naranjoso por los rayos solares. Habia olvidado sonreir y llorar... mas no olvidaba el placer de disfrutar la naturaleza. >
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aino *****r

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 67
Edad : 27
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 2:53 am

** Raramente el aspecto del individuo se muestra radicalmente diferente. Un atuendo azul, sobre el cual reside un chaleco verde con diversos pequeños bolsillos. Su cara cubierta por una continuidad del azul traje, tapándolo hasta la altura de la nariz, a unión de una cinta que porta en la cabeza, inclinada sobre su ojo izquierdo, que deja únicamente visible su diestro ojo. Su pelo, blanco-plateado, se alza en punta curvada y diagonal hacia la izquierda.
Dicho cambio radical no tiene una ciencia cierta, pues únicamente, en un instante, surgió la transformación por la cual ahora porta ese aspecto y, en consecuencia, la porción de personalidad que ese cuerpo mantiene.

En seguimiento, el individuo se sienta sobre la arena con pereza, colocando las plantas de los pies en el suelo y alzando las rodillas al cielo, no muy recogidas. A unos 5 metros de la joven se mantiene quedo, y al no notar grandes quehaceres, moviliza el brazo izquierdo con gran elegancia y decisión por su espalda, viéndose al instante un libro de capas anaranjadas portado en su mano, la cual lo abre con un simple gesto de su dedo pulgar. La mano libre la apoya en el suelo, metiéndose la arena por los huecos de sus dedos, haciéndole sentir el calor que ésta ofrece. Así se mantendría entonces, en una lectura de 50 % de atención, y con otro 50 % atentiendo a la joven que a su lado queda en silencio.

- ¿Sueles venir mucho por aquí? -

La voz también ha cambiado; ya no es ronca, grave e intimidante como el otro cuerpo demostraba. Ahora era algo más dulce, amistosa y con cierto tono siempre de sarcasmo. **
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.lalalalalalalalalalalalalalalalalala.com/
Leeloo Astharte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 56
Localización : You can find me only in full moon
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 5:05 am

<La joven voltea de reojo y nota el cambio radical del individuo, sin mas que hacer o decir sigue la conversacion, siempre con palabras cortantes y directas, pero, siempre sin intencion de herir u ofender>

Si, de hecho, a quien esperaba nunca llegara....

<Su voz seria, al final de la oracion se escucho un poco quebrantada, ya que ella esperaba ver a esa persona, sin embargo, a quien esperaba no se presentara pues no quizo.
Voltea su mirada al mar, deja salir un suspiro y sigue observando, no sabe que decir, que preguntar, simplemente prefiere ver las olas y sus reflejos, y la espuma que se hace al final de cada ola. En su mente, solo busca las respuestas. Su unica pregunta era ''¿Debera quedarse callada y seguir observando el mar o formar una charla ligera?''. Otro suspiro se escapa. Estira su fisonomia para relajarlo un poco mas y poder decidir.

El viento comienza a soplar ligeramente y su cabello rojizo parece bailar con el, moviendose muy lento de un lado a otro, simulando meserse.
Este mismo, hace desprender el aroma de la joven demonio, un aroma no muy dulce ni citrico pero sumamente agradable, que, al estar menos de un metro de ella podria embriagar a cualquiera, en especial al sexo masculino. Decide mantener una conversacion.>

Usted, pasea mucho por estos andares?

<Con su mano derecha se quita un mechon de cabello que tapaba parte de su rostro, dejando ver este, mostrando sus facciones delicadas y sus ojos grandes, los cuales reflejaban el brillo de esa capa acuatica que mantenia cautivada a la joven.>
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aino *****r

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 67
Edad : 27
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 5:22 am

** Mantiene la atención de su mirada en el libro que porta, alzado con su mano frente a la cara, a 20 centímetros de ésta. El codo, en flexión, queda mirando al suelo, y la parte en continuidad con el hombro apegada a su pecho.

- A veces no nos salen las cosas como deseamos y hemos de improvisar... -

Habla con total claridad, sencillez, sin bacilar en el habla, siempre confiado de lo que dice. Desliza el dedo índice en curvatura sobre la hoja de papel para doblar ésta por la esquina y así desplazarla al lado opuesto, pasando de página y, por lo tanto, avanzando en la historia de su extraño libro del cual se puede ver el título: "Paraíso Erótico".

- ... y no, no suelo venir por aquí. Pero siempre está bien cambiar de aires. -

Justamente tras dichas palabras muestra una sencilla y sincera sonrisa, no visible por tener la cara tapada, pero notable por las arrugas de la tela en las cercanías de su boca, divisándose una línea curvada.
El aroma embriagador que emana la joven, como lógico es, llega al olfato sensible y agudizado del ninja, el cual analiza y degusta gratificantemente mas, con actitud común en él, no se hace notar, centrándose en el libro y en mantener la compañía discretamente **
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.lalalalalalalalalalalalalalalalalala.com/
Leeloo Astharte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 56
Localización : You can find me only in full moon
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 6:13 am

<La joven palida voltea su rostro hacia donde esta el joven enmascarado, se percata del libro y lo reconoce tal cual es, pues, uno de sus tantos gustos es leer, especialmente las novelas.>

Es bueno tener compañia en ocaciones.

<Dice la chica de cabello similar al fuego vivo, mientras gira su cabeza de nuevo para prestar atencion a la belleza que hay ante ella. Cansada por la posicion que esta, opta por recostarse en la arena, tendiendo sobre ella su cabellera, pone su brazo izquierdo detras de su nuca, dejando que su mismo abrigo se abra a los lados y descubra los dos escotes de su vestido negro: pecho y pierna derecha.

Observa el cielo tranquilamente, esperando a que el joven encapuchado hable, ya que ella, como se menciona antes, no es de muchas palabras. La desconfianza la convierte en una joven seria y un tanto reservada, he ahi su razon de tanta frialdad y su estado defensivo en ocaciones. Sin embargo, estar a la defensa, por la experiencia que ha tenido en todo aspecto, es una manera de protegerse.>
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Deimos Acantha

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 30
Edad : 29
Localización : The Cube.
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 6:39 am

<Con la llegada de la tarde, alla en el horizonte en donde el mar parece no terminar, un bonito juego de nubesillas, tan naranjas como la fruta, pasean sin cuidado atraves de su inmenso hogar, adornandolo, maquillando su esplendor que fulminante va, solo las olas marinas, aquellas que se iluminan tras la silueta del padre Sol son capaces de ponerle un limite a tan bello lugar. Las aves por su parte, han optado por regresar a sus hogares, nidos acunados al filo de un risco, un risco conocido por alguien mas, sin embargo alguien que en ese sitio ya no estaba mas. Su canto inunda en gran medida toda la bahia, volando sin preocupaciones, tal vez pensando en que les esperaria el siguiente dia, una tormenta, un dia soleado, una fria o calida mañana de verano o las duras penurias del invierno.>

<El destino era incierto, solo cierto para aquellos con una mente tan fuerte de poder realizar a toda costa las metas planteadas en su cabeza. Era una rica tarde, en donde el Sol casi se metia, un rojizo paraje celestial cubre las arenas del tiempo con las cuales viste de gala esa playa, una bahia en la cual un par de sujetos conversaban, por mero ocio? quizas el inicio de una relacion, al igual que el futuro, todo era incierto para una mente debil.>

<Como si se tratase del viento y a unos cuantos metros delante de aquellos dos presentes, en esa zona en donde el agua deja su rastro oscuro en la arena, compactandola y haciendola de alguna forma mas firme al pisarla es como las huellas de un tercer ser, hasta ahora pasando encubierto por los sentidos de aquellos dos, se abre camino atraves de la nada, llevando su cuerpo en un aparente letargo al estar vendando de sus orbes visuales. Sus pies, que descalzos yacian solo vendados alrededor por un juego de vendas blancas, pisan a raz la arena mojada, hundiendolos en esta en cada pisada que da y despegando de ese material vidrioso el agua, momentaneamente palideciendo la arena alrededor de su pie. En sus manos tambien portaria por igual un juego de vendas, llegando a tapar sus palmas, solo dejando al descubierto sus dedos, el sobretodo negro que vestia unicamente permitia ver sus pies, manos y cabeza, brillando de manera opaca ese color negro del cuero, a simple vista pareciendo pesado y detallado en decoraciones metalicas que le amarran por delante. Viendo la efigie superior de este ser, nos encontrariamos con una no muy rara cabellera blanca, tirando dicho color a un elegante color de plata que al estar suelto y sin ningun amarre en ello cae de manera ligera atraves de sus hombros, no olvidando el detalle de una venda, color negro, que le cegaba de manera total los ojos, pasandose por detras de su cabeza donde se amarra con un pequeño nudo.>

<Delicadas facciones que se volvian agresivas una vez mas cerca tiene la suerte de poseer el sujeto, que aun sumergido en una capa de misterio no detiene su caminar atraves de esa playa dejando que el mismo viento viole la integridad de su vestimenta y cabellera, tales mencionadas siendo apenas movidas por lenguas invisible del elemento eolico y regalandole una vista enigmatica, pareciendo su caminar una simple ilusion para quien le viese.>
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aino *****r

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 67
Edad : 27
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 6:53 am

** Escucha con atención lo que la joven habla, sin despegar su vista del libro que, poco a poco, va sometiendo a su mente.

- Dependiendo de la compañía; a veces es mejor tener un buen libro a mano. -

Al instante de decir tales palabras gira la cabeza hacia el lado y la mira de perfil, bajando un poco el brazo que mantiene el libro en mano. Ve su nueva postura recostada en el suelo y con las dos aperturas abiertas y visibles de su pecho y de su diestra pierna. Cómicamente se ve un destello blanco cual estrella en su ojo derecho, un destello que señaliza que ha visto algo de gran interés, por el cual además queda con cara de cierto asombro, no notable por tener casi todo el rostro cubierto. instintivamente, y a la décima de segundo, gira la cabeza hacia el frente, divisándo el tranquilo mar que se expande hasta donde alcanza la vista, con el libro por debajo del ojo.

-(Concéntrate...no pienses en esa pierna frágil, delicada, pálida.... Tsch, concentración...)-

Se mantiene en un raro estado, no notorio, con la mirada fija en el mar, como absuelto en sus pensamientos.

Presiente mediante sus agudizados sentidos la presencia de un tercer individuo en derredor de la playa. No dirige la mirada hacia donde percata movimiento ajeno, sigue con el ojo fijado en el agua, mas su subconsciente obtiene la información necesaria del sujeto: su ubicación, su móvil, su energía expuesta, como la de todo ser. Entonces, al percibir tales señales, ejerce una leve presión con su dedo índice para cerrar las capas del libro sobre el pulgar, que se mantiene fijo cual separador de páginas. El libro semi-cerrado queda en concordancia al nivel de su nariz oculta, y en largo desde la barbilla a la frente. La mano que se apoya en el suelo encierra los dedos ligeramente, atrapando arena entre éstos en un gesto de incomodidad repentina, mas no negativa ni agresiva, simplemente con naturalidad.

-(Un día libre que me da por salir a leer tranquilamente en un lugar siempre abandonado...y hoy no deja de aparecer gente...)-

Quedo se queda, a la espera de algún comentario o acción ajena, en paciencia de asegurarse que todo se mantendría con la misma tranquilidad y podría seguir con su lectura, y quizá conversación actuales**
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.lalalalalalalalalalalalalalalalalala.com/
Leeloo Astharte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 56
Localización : You can find me only in full moon
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 7:19 am

<La joven cruza sus piernas sin despegarlas de la arena, manteniendo una postura estirada en el suelo y tranquila, no despega su vista del cielo, siente como por unos instantes una mirada que incomodaba se posa en ella; sin embargo se percata de una tercer presencia en el lugar, gracias a su agudo oido, escucha las pisadas que el ser da al caminar y puede notar que es de sexo masculino>

''Vaya, un caballero mas''

<Piensa la joven, mientras cierra los ojos para poder dar un suspiro y luego abrirlos. Sin saber quien es el joven que camina por ese lugar tranquilo, mantiene su conversacion.>

Pense que por estos andares no venia gente.

<Comentaba al encapuchado mientras quita su brazo izquierdo de la nuca, para, con ambas manos acomodar su chaqueta y cubrir su pecho, cerrando solamente los dos botones de arriba. Regresa a la misma postura, pues asi se siente comoda, la chaqueta se abre de la parte baja mostrando un poco sus blancas piernas con el escote discreto que tiene el vestido, siempre sin ninguna otra intencion hacia los presentes, simplemente siendo ella misma: Una dama ruda.

El viento soplaba suavemente, pero solamente su cabellera de la parte frontal bailaba con el.

Seguia observando el cielo...>
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aino *****r

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 67
Edad : 27
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Jue Abr 02, 2009 7:40 am

** Inclina el cuerpo hacia adelante a la par que sube las piernas, con todo el peso en sus tobillos, para poder sentarse cómodamente en nueva postura; las piernas se entrecruzan en la llamada posición de loto. Apoya las dos manos en las rodillas correspondientes que quedan mirando a los laterales con total naturalidad. Su espalda queda erguida y derecha, y su barbilla algo recogida. El libro de su diestra queda con la carátula de título expuesta a ojos ajenos, sin apartar el dedo pulgar del interior del objeto.

-Será que se comparte mi idea de cambiar de aires de vez en cuando...-

Mantiene la mirada en el frente, hacia el horizonte, tratando de ver más allá de lo que le permite la vista, imaginándo la tierra que se debería de encontrar atravesando todo ese extenso plano acuático que no parece tener fin, sobre el cual se refleja el colorido del sol en atardecer. En efecto de espejo el cielo queda iluminado con un rojo intenso, cálido, en mezcla del color del agua que se refleja, encontrándose en el momento de mayor tranquilidad del día, junto con la salida del sol en la madrugada.

Mira el libro que tiene junto a la rodilla, y por unos segundos se queda pensativo, a lo cual habla según su pensamiento.

-Tendría que haberme traido el segundo tomo... -

Observa el libro, pensando mismament elo que ha dicho, en recapacitación y en reflexión, en hipótesis de lo que podría haber hecho con el segundo tomo en su poder. **
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.lalalalalalalalalalalalalalalalalala.com/
Leeloo Astharte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 56
Localización : You can find me only in full moon
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   Lun Mayo 11, 2009 6:35 pm

< Observando el cielo, la joven pelirroja trata de seguir charlando... >

¿Alguna vez has leido el segundo tomo?

< Esperando la respuesta no despega su mirada del cielo el cual tornado de colores naranjosos queda hechizada por los colores, reclutandose en sus pensamientos y en la espera de la respuesta a su pregunta, para despues, si se percata que no hay nada mas que ahcer, retirarse del lugar. >
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: En la orilla del mar.   

Volver arriba Ir abajo
 
En la orilla del mar.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Rol ~ Cazadores de Sombras ~ Orillas del río Támesis

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Leyes del Rol Online :: : Rol casual : :: Playa y malecón.-
Cambiar a: