Reglamento Actualizado del URM y el C-rr; próximamente versión pocket para uso rápido en batalla o en Sagas.
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 .Just Like a Heaven.

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
.Kenshin Himura.
Admin
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 19
Fecha de inscripción : 17/02/2009

MensajeTema: .Just Like a Heaven.   Vie Abr 17, 2009 3:40 pm

Prólogo

Desde el aire, Vermeer, la ciudad eterna, parecía un laberinto indescifrable de antiguas calzadas que serpenteaban alrededor de edificios, fuentes y ruinas.
Aquella civilización se ubicaba en el Este de un inexplorado continente entre las llanuras Kadakaki Yusha, como una montaña que hendiera la niebla matutina, la cúpula colosal resguardada por 4 imponentes torres a su alrededor, surgía de la bruma ante el paisaje: El Palacio Renoir.
La fachada de mármol brillaba como fuego bajo el sol de la tarde. La gigantesca edificación, adornada por centenares de estatuas, sobre sus sublimes jardines resurgían las más hermosas y exóticas flores, bordeando el enorme terreno ovalado de la plaza central que yacía constituida por una inmensa extensión de granito, doscientas columnas se proyectaban hacia fuera en cuatro arcos concéntricos que iban disminuyendo de tamaño para intensificar la sensación de grandeza de la plaza.
Al extremo de la misma una infraestructura recubierta por la arquitectura asiria demostraba su extraordinaria untuosidad y perfección en el ornato, allí primaban dos pesadas puertas, la entrada al Trono, donde un Rey agobiado por la preocupación demostraba una máscara de impasibilidad ante sus súbitos aguardando la llegada de los guerreros que habían acudido a su llamado.



CAPITULO I: El Encuentro.


Y se abrieron las enormes puertas del Palacio al igual que la entrada al trono que se encontraba al final de su amplia plaza, los guardias revestidos por azulados uniformes adornados con las insignias de su Reino yacían formados a los ingresos algunos marchando por el centro y otros custodiando con alabardas la entrada al trono, el Rey Auguste Renoir, se encontraba sentado sobre la majestuosidad de su Trono, elevó su cabizbaja mirada hacia las entradas tras haber suscitado para sí mismo, ya es hora del encuentro.






Usaré de referencia el mapa del tercer continente para realizar esta Saga, al igual que sus nombres postulados para las zonas y sus terrenos.
Preséntense ante el Rey y diganle en qué se especializan.
Bienvenidos. Smile


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azriel D'Saphir

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 34
Edad : 26
Localización : Under The Moon...
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Vie Abr 17, 2009 5:27 pm




** Los rumores de aquel llamado del Rey se oían incluso en los suburbios mas sucios y solitarios de aquella amplia cuidad, las portadas de los periódicos, las charlas matutinas, todo giraba en torno a dicha convocatoria y lo que podría acarrear en un futuro la misma.

Curiosidad despertó en la joven el hecho de que incluso los mas pequeños habitantes cuestionasen acerca de quienes acudirían, se necesitaban guerreros fuertes, pero... ¿En serio el Rey necesitaba solo guerreros? Si lo que pensaba en un futuro era crear una guerra, se necesitan más que guerreros para ganarla, se necesitaban personas como Ella...

Fue así como decidió acudir a la tan mencionada reunión sobre su fiel bestia la cual solía llamar "Blanco Marquéz" un corcel corpulento al parecer de excelente estirpe, su montura seria de blanco color con finos bordados en hilo plata y negro, resaltando así el sedoso y brillante pelaje azabache de tan magna bestia, sus pasos finos y sucesivos le acercaban con tranquilidad a dicho palacio, fue así como al estar frente a sus puertas abiertas aquella joven de polares cabellos bajaría de aquella bestia y comenzaria a caminar hacia dicha entrada no sin antes acariciar el suave pelaje de su acompañante.

El silencio que en dicho lugar yacía seria irrumpido por el sonido que botas de suela platinada generaban al chocar contra aquel adoquín, la suave brisa del lugar ondearía su amplia gabardina en la zona inferior, justo bajo de sus caderas ya que la parte que su torso cubrirá estaría ceñida a su cuerpo, resaltando las características femeninas de su contorneado y delicado cuerpo, cubriendo completamente el mismo hasta sus muñecas, contrastando así la misma de negro color con aquellos guantes satinados de perlado color, con algunos bordados de lo que parecía ser una ficha de ajedrez, llevo aquellas manos al cuello de su camisa la cual sobresalía sobre dicha prenda oscura para así acomodar su tela blanquecina, manteniendo el equilibrio entre tonos blancos y negros, igualmente a pesar de su vestimenta esta mantendría cierto toque sutil y no muy llamativo ya que el fin de la misma seria pasar desapercibida por ahora…

Sus orbes serian totalmente únicas, su globo ocular derecho seria de color blanco, siendo su iris de azabache color, su pupila sin duda la característica mas particular de aquel lucero tendría la forma de una ficha de ajedrez, un alfil para ser exactos, su globo ocular zurdo contaría con las mismas características de su compañero exceptuando sus colores los cuales se invertirían, atisbando al Rey con las ya descritas inclinaría su torso hasta generar un ángulo de 140 grados con su cuerpo para así dirigirle una cortes reverencia a aquel ser guardando total silencio, dejando que ante su acción aquellos polares hilos lacios que constituían su larga cabellera cubriese parte de aquel rostro de facciones delicadas e inocentes, la tez de aquella zona seria la única que podría verse de dicha joven siendo esta de aspecto porcelanico y blanquecino color, con aquellos finos labios de carmín escaso esbozaría una leve sonrisa a medio labio dirigida solo al Rey…

Se reincorporo tiempo después para así entrelazar tras su espalda ambas manos entre si, viendo pertinente ahora el pronunciar vocablo le dirigió la palabra a aquel acompañante, manteniendo un tono de voz suave, con cierto halo de misterio y difícilmente audible… **

Saludos Rey…Me supongo que ha de saber el motivo de Mi presencia, vengo a ofrecerle mis servicios de estratega, espía y guerrera si es necesario…

** Al terminar con sus palabras mantendría su capciosa vista sobre aquel ser que en su trono se encontraría, con el fin de notar cualquier gesto o movimiento que el generase, igualmente manteniendo silencio para así poder percibir cualquier evento que en aquel lugar se generase, como la llegada de los que podrían ser sus compañeros de trabajo… **




Última edición por Azriel D'Saphir el Vie Abr 17, 2009 7:43 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Teila S. Belphonte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 19/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Vie Abr 17, 2009 7:03 pm

En el castillo del rey, donde tantos guardias se podian encontrar con tansolo la intencion de poder protejer a su rey, una joven vestida totalmente de negro, aquel vestido color oscuro tendria una forma como las de muñecas de porcelana, rodeando su cuerpo completamente, desde el termino de su cuello hasta unos 3 cm aproximadamente arriba de sus rodillas, pasando por sus brazos cubriendo estos con aquella delicada tela del color ya escrito... Caminaria con delicadeza y finura mientras que entre sus manos tendria una bandeja de plata, con una copa de cristal y una botella de vino encima de esta...


La direccion de la joven era hacia el rey, mirandolo con respeto y tranquilidad, despues de todo...Era su sirvienta y deveria mirarle de tal forma.


Llegando hasta una distancia moderada de donde el rey se podria encontrar mirando a la joven que estaba serca de el
levemente, sin decirle nada...Total era el rey y era obvio que mucha gente queria conocerle y apreciarle, pero algo le decia que esa persona no solo vendria por ello...
Volviendo su mirar hasta el rey para dar una revencia, inclinando su cuerpo de tal manera que su ananchado y oscuro vestido llegara a tocar el suelo, fijando su mirada a este mismo, mientras que estiraria sus manos para asi ofrecerle el contenido que estaria en la bandeja con respeto musitando...-

-- Señor le eh traido su copa y su vino... El cual tanto a usted le agrada-


Diria aquello con una tranquilidad total en ella mientras que su mirar aun estaba fija en el piso, respirando tranquilamente mientras que parpaderia unas cuantas veces-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/searchteila
.Kenji Himura.



Masculino Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 21/03/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Vie Abr 17, 2009 9:29 pm


-- Notándose aquella presencia de la realeza, aquel joven espadachín, camina sosegado por los largos escalones de aquel magistral manteniendo como siempre esa expresión sin nerviosismos ni agobios. Aquel vanidoso espadachín, arreglándose sus largos cabellos rojizos. Mientras se dirige hacia aquel nombrado Rey. Mientras camina dice ciertas palabras.-

Con que patético Rey nos encontraremos ahora… -Murmura para si.-

-Después de dicha pronunciación. Llega hacia las enormes puertas, mirado los diseños, mirando desde la lejanía hacia aquel dichoso Rey, colocando sus manos entre sus mangas de su púrpura kimono, cruzándose de brazos, manteniéndose de pie, escudriñando sobre la anatomía de aquel dichoso y desconocido Rey para él, dirigiéndose ciertas palabras ante de su presentación.-

Está ciudad nunca duerme…

-Notándose aquella palabra dirigidas hacia el Rey. Colocando su ante brazo(Derecho) entre los mangos de sus dos katanas(En su mismo lado que están amarradas por la cinta de su cintura) llevando en sí, una de sus famosísimas katanas “Sobakattou”, (Genuna arma de filo invetido), heredada de su “No-Padre”, Kenshin Himura. Aquel prodigio espadachín, mantinéndose paralizado, no demostrándose ni respeto, ni tampoco algún síntoma de desprecio hacia él.-

Soy Himura. Himura Kenji… No soy un héroe ni un villano, solo fundó y hendir mi metálica hoja sobre la carne, por mis principios, y mis principios es trabajar para quien se me plazca, fui criado para asesinar… Solo si me propones un buen trato, podré hacer trabajos para ti, tampoco soy un conformista.

-Mientras hablaba, desvía esa azulada miara, hacia las personas que ya estaban antes de él, solo escuchándose las palabras de él, y todo lo demás casi en total silencio.-



((Algo corto y nada extravagante por el momento, más un simple post, para la entradas))

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Paz

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 21
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 22/03/2009

MensajeTema: .   Vie Abr 17, 2009 10:26 pm

*Una joven mujer camina tranquilamente por los pasillos de aquel palacio, ya que a su llegada a aquella ciudad, escuchaba los rumores que la llenaban, el rey necesitaba guerreros, sin saber la razon o lo que necesitaba esta joven viajante sin dudarlo un minuto se dirigio hacia aquel palacio por el cual ahora caminaba de forma tranquila y pacifica, tal como lo indicaba su nombre.
Era una mujer no muy alta, sus movimientos eran suaves, lo cual le daba una simpatia unica a esta mujer de contextura delgada y de estatura pequeña, su piel morena, ya que por viajar sin parar y en la mayor parte del tiempo a pie, la habian tostado, sus ojos de color cafe, sus cabellos que eran oscuros como la noche, eran tomados con una pañoleta de variados colores, dando a relucir aun mas su presencia. Siempre con un bolso no muy grande, en el cual se encontraba todo lo que era su vida y unicas pertenencias.
Su vestimenta eran unas botas cafes, sin taco y comodas para recorrer kilometros. Su polera sin mangas era de un color morado, lo cual convinaba junto con unos no muy apretados que denotaban su gran uso.
La joven atraveso las grandes puertas que llevaban al cuarto en el cual se encontraba el rey junto con sus subditos y los demas guerreros. Con su caminar tranquilo, se acerco mas al rey, mostrando una sonrisa al estar frente a el, llevo una de sus manos hasta su rostro para asi descubrir sus ojos que eran cubiertos por unos lentes, (Los vidrios eran cafes, pero eran echos de cuero, lo cual se asemejaria a un cintillo, muy parecidos a los que suelen usar los aviadores) asi miraria al rey, para luego dar un pequeño suspiro para seguir con su presentacion*

Buenas Tardes Señor Rey ... He oido rumores en la ciudad ... Y he decidido venir ante ud. Mi nombre es Paz ... Mas no necesita saber de mi ... Y obviamente .. Soy una aventurera que viaja sin parar, lo cual me ha llevado a aprender a defenderme y aprender una que otra forma de pelear ... Se que podre serle de ayuda.

*Dejando sus gafas sobre su cabeza, se dirigia al rey de forma segura y simpatica*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sara Vanderbilt

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 06/03/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Vie Abr 17, 2009 11:38 pm

Una Range Rover platinada se estacionó frente al palacio Renoir. De la puerta del conductor salió una jóven muchacha de cabellos castaños, grandes ojos cafés y piel bronceada. El sol parecía devolverse por las gafas de sol redondas y amplias, mismas que cubrían sus cejas y parte de sus pómulos, aquel corto baño de sol hacía ver su piel brillante y delicada; casi dorada. Cerró la puerta y con el pequeño dispositivo de las llaves, presionó el botón que indicaba al coche 'cerrar'. En su antebrazo izquierdo llevaba un bolso color blanco con detalles dorados, no muy grande, pero tampoco diminuto; en él tenía las cosas que eran más básicas para ella, y una que otra cosa de más. Llevaba puesto un vestido rojo, moderadamente corto y escotado, con mangas cortas ceñidas a sus brazos al igual que todo el vestido.

Al fin, entró al palacio. Sus botines dorados resonaban por todo el lugar y, mientras se dirigía al salón en donde se encontraría el Rey Renoir, sonreía con seguridad y dulzura a todo guarda o sirviente que se cruzara por su camino

- Buenas tardes - Decía en voz baja mientras asentía con delicadeza. Observó a los guardas por unos segundos, mismos que, al quedar atónitos al verle la dejaron pasar sin ningún problema al igual que los demás que ya se encontraban allí.

Ciertamente, no era ninguna guerrera - al menos no en el campo de batalla - pero suponía que, con la guerra que aparentemente se acercaba, necesitaría alguna especie de mediador, o a lo mejor algún estratega; alguien que le aconsejase al Rey. Verdaderamente no perdería esta oportunidad, se encontraba desempleada así que podía hacer con su tiempo lo que quisiera.

- ¡Wow..!

Díjose a sí misma mientras que, quitándose aquellas gafas que impedían ver sus orbes color café llegó hasta el Rey, haciéndo una sutil reverencia con la cabeza.

- Buenas tardes tenga usted, Su Alteza. - Una pequeña pausa ahogó sus palabras. Sabía qué decir, es sólo que, no podía evitar sonreír una vez más mientras le observaba cual adolescente. - Mi nombre es Sara Vanderbilt. Como puede usted ver, no soy una guerrera - y hasta puedo parecerle un poco malcriada - pero, me encantaría poder servir a vuestra merced en lo que necesitase. Manejo casi a la perfección varios idiomas y sé guardar secretos

Se detuvo. Por un momento pensó que qué estaría haciendo ahí, ¿qué ridículo pudo haber hecho? En verdad ni ella misma lo sabía en ese mismo momento. No obstante, continuó observando al Rey con plena seguridad y con una sonrisa a medio labio, llena de carísma. Si realmente no necesitaba de ella, deberá decírselo. Ya con intentarlo y verle de cerca le bastaba aunque sí se moría por trabajar con aquel grupo de extraños; le parecían tan diferentes...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
.Alice Belphonte.

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 15/04/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Sáb Abr 18, 2009 12:00 am

-La oscura noche cubría los extensos bosques de la Familia Belphonte. En el natural sonido de la brisa al rozar las hojas de imponentes árboles se escuchaban los fuertes choques de dos espadas que en un claro espacioso alejaban con su estridente sonido a las criaturas nocturnas que habitaban allí. Dos figuras femeninas se movían rápidamente en una esplendida batalla. Una de ellas decidió dejar descansar su espada, nombrada jigoku tenshin, en su vaina, y atacar a su oponente con sus dotes mágicas. Sus azules ojos observaron fijamente a la dama de largos cabellos naranjas en la oscuridad, y vio que esta al ver su nueva técnica había activado su Ryuugan, donde sus pupilas dieron paso a una mirada felina que resguardaba en sí el éxtasis que la batalla habría relevado. La joven de largos cabellos castaños y figura suave y elegante sabía sobre las ventajas de este cambio y decidió activar también su Ryuugan, dando pie al inicio de una larga batalla, como otras más, en donde sus características idénticas no dictaba un ganador. La dos mujeres iniciaron dando premoniciones de los siguientes momentos y así adelantarse a lo que fuera a suceder, en esto una imagen en un lugar diferente las sorprendió, dejándolas atónitas y desconcertadas.

-La mirada de la joven Alice volvió a aquel claro de práctica, esta vez sin el Ryuugan, y acercándose a su acompañante empezó a compartir sus pensamientos con una voz suave y elegante, un tanto oscura.- Según lo que acabamos de ver debemos dirigirnos a otro lugar, el cual no reconozco, Madre.- Al estar a poca distancia recibió respuesta de esta, la cabeza de la familia Belphonte.- Es el Palacio Renoir, es la convocatoria del rey, pero como es que estaremos allí en pocas horas? –La joven Alice le dedico una leve sonrisa y luego le hablo animada- Serán solo unos segundos, pues tu hija y sus dotes mágicos nos llevaran a nuestro destino, será interesante. –Seguido esto la otra dama se preparo frente a su hija, quien cerró sus ojos y extendió sus manos hacia los lados donde un fuerte viento surgió y empezó a envolverlas, la joven Alice abrió los ojos y tomo la mano de su madre, acto seguido un símbolo circular con varias lunas alrededor y complicada elaboración que en su centro llevaba grabado un ojo conectando cada centímetro de aquella magia con figuras desconocidas para cualquiera, este emanaba una brillante luz que rápidamente envolvió a las dos mujeres ubicadas en el centro y desapareció velozmente junto con ellas en aquella ventisca que calmaría lentamente el curso de las brisas en el lugar.

-En la plaza rodeada por exóticas flores aparece aquel símbolo que al dejar que su luz se esparciere en el lugar dejo ver la figura de aquellas damas, quienes reconocieron el lugar como aquel que contemplaron en sus visiones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Belphonte N. Aya.
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 35
Edad : 26
Localización : The F*cking Hell.
Fecha de inscripción : 04/03/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Sáb Abr 18, 2009 12:03 am



** Tal era el asombro de aquellas dos, que una expresión de preocupación ocuparía ahora el semblante de ambas jóvenes. Las hebras anaranjadas de la dama serían suavemente acariciadas por los afables susurros del viento así como las castañas de su hija. Los marrones orbes de la aludida recorrerían con afán aquel poblado, reconstruyendo en su memoria cada uno de los detalles que allí habían sido dibujados con anterioridad. **


** Abrumada, se detendría en las enormes puertas del palacio, contemplando aquellas con tal curiosidad que ni siquiera el impulso dictaminado por su cerebro seria necesario para que sus pies se encaminasen con frenesí hacia las mismas, pero a pocos centímetros del imponente portón, sus pies se detuvieron con violencia provocando que su hija, la cual seguía uno a uno sus pasos, se estrellase contra su espalda encontrándose en el mismo lapsus que su Madre. Ambas sabían que la premonición no había aparecido ante ellas con ánimos de una situación apacible, sino de una lúgubre, que poco a poco sumía cada uno de los pensamientos de las dos hermosas siluetas en constantes confusiones que nublarían sus propias visiones hasta limitarse a un pobre centelleo que les mantendría atentas a la vigente posición; Y en medio de tales fantasmas, un relámpago de esperanza cruzó sus mentes, despertándolas del absurdo trance para continuar su camino hacia el prodigioso palacio. **


- Hemos llegado – ** Le musitó a Alice con serenidad, dedicándole una amplia sonrisa que se dibujó sobre su rostro, retornándole la tranquilidad que era característica en ella y aquel centellante haz, apareció de repente iluminando sus finas pupilas. **


- Lo sé, Madre. – ** Respondió la aludida, ocultando también aquella bruma que le habría desorientado momentos previos, dibujando un semblante diferente al acostumbrado, su rostro se iluminó y sus orbes reflejaron los mutuos sentimientos que su Madre le ofrecía, al parecer aquel repugnante sentimiento había fortalecido aún más el lazo entre ambas. **


- Vamos. - ** Ordenó y las jóvenes caminaron con una sonrisa en sus rostros hacia la bella y elegante sala del Rey, ante el cual no se inclinaron, se limitaron a apaciguar el fatigante ambiente y a divisar tan imponente figura con compasión, puesto que a aquel se le veía agotado y preocupado. Luego, musitarían con ahínco y en un tono audible para el mismo y el resto de los presentes los siguientes vocablos que interrumpirían el magistral silencio que allí seria presente. **


- Mí nombre es Aya Natsume Belphonte, soy la Madre de la pequeña que me acompaña cuyo nombre es Alice Kristallys Belphonte y juntas hemos venido desde muy lejos, atendiendo un inesperado llamado del destino que logró quebrantar la paz que tanto nos abordaba en estos tiempos donde solo los delicados susurros del viento son audibles para nuestros oídos. Somos buenas para cualquier tarea que se nos imponga siempre y cuando exista una razón justa que la respalde. Por ello puede contar con nuestro apoyo en ámbitos ofensivos. -


** Tras decir aquello, se limitaría a desviar su mirar hacia su pequeña, la cual permanecería a su lado remembrando los inumerables momentos que ambas habrían compartido en el pasado. Su mirada se suavizaría transmitiéndole aquel hermoso sentimiento que cada segundo se intensificaría conforme el tiempo le permitiese continuar a su lado protegiendola.**

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
.Taboo.

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 202
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Sáb Abr 18, 2009 1:31 am


Casi como sin ser invitada, una sombra se asomó dudosa y curiosa a aquella extravagante entrada de colosales puertas. La figura no poseía rostro, tan sólo una máscara de níveo color sin expresión lo reemplazaba. Aquella mostraba un perfil fino, delicado y sombrío, aunque ciertas decoraciones carmesíes adornaban los agujeros oscuros que hacían de ojos. Llevaba un albornoz azulino cubriendo todo su cuerpo, bordado de plata agonizante y corrupta, dibujado con bellos detalles indescifrables del mismo color.

Caminó lentamente, dando la impresión de que su cuerpo se trasladaba estáticamente… Sus pasos eran inaudibles: la multitud que ahí yacía era la causante de tan bullicioso escenario. Finalmente, se detuvo al frente de quien parecía ser el líder, comandante y evocador de todas esas personas de tan distintas estirpes, y quedó quieta detrás de esas mujeres que se hincaban ante él.

Escuchando, ladeó su cabeza hacia aquel antes mencionado… Conservó su silencio: lo identificó. Era el Rey, dueño de tan preciosa y magna construcción de abrumador aspecto tenebroso, pero a la vez imponente y hermoso; y amo de las tierras más inhóspitas y maravillosas…

Al concluir las presentaciones respectivas, seguía callada; parecía bastante tímida, aunque, en realidad, la afonía era de su preferencia. Tras un despliegue más de silencio se decidió:

- Mi Señor… No sabía de su convocatoria… Había estado paseando por aquí y esta multitud fue de mi asombro e interés… -susurró. Aquel sonidillo apagado, seguro y sincero, bastaba para que el Rey la oyese, pues así aquella efigie lo quería.

- Mi nombre es Taboo. Me dedico al arte del espionaje y al dominio de la espada y las sombras. Y, obviamente, mi señor, estoy aquí para servirle –completó su mensaje en el mismo tono de voz, basándose en todas aquellas presentaciones y agregándole su lealtad.

La vida ya estaba bastante aburrida. Necesitaba un poco de adrenalina y sabía que ahí, sin anticipar los sucesos posteriores, la encontraría.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/_Black_Diamond_
.Jumare Himura.

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 16/04/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Sáb Abr 18, 2009 6:59 pm

-Se escuchan pasos desde lejos que cada vez se notaban mas y mas... Se vislumbra una silueta al final del pasillo que, con el andar de dichos pasos, se hace mas clara. Un errante andar, cruzando la magestuosa puerta del castillo, marcaba los pasos de aquel viajero samurai, su tez oscura, su mirada llena de determinación demostraban en él un semblante de asesino. A medida que se acercaba al trono de tan nombrado rey, observaba el escenario que alli se presentaba.-

-Para sus adentros- Hmmm uno... Dos... Hmm... Ocho perfecciones blancas, nueve con el rey -Contando con la mirada-

-Estando no muy lejos del trono de tan nombrado rey, dirige su mirada hacia Kenji, saludandolo: acentuando levemente con la cabeza. Redirige su mirada al trono, acercandose lentamente-

Por ahi me dijo un pajarito que estaban buscando guerreros... Y por lo que veo, es verdad. Mi nombre es Jumare Himura. Soy un artista y estoy dispuesto a servirle es lo que usted necesite.

-Sin respuesta alguna, decide darse vuelta, uniendosea los guerreros que alli se encontraban-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
  

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 83
Localización : Mount Heaven
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 3:05 am

Ya se hacía el medio día, el sol en lo alto resplandecía soberano como astro Rey en la zona, eran tiempos calamitosos sin duda alguna y por ellos los soberanos de todas las tierras procuraban la ayuda de todas partes y hacían uso de todos sus recursos para poder preservar la equidad y el orden de las cosas como deben ser.

A las puertas del Castillo acaba de arrivar un sujeto de porte recatado, sus ropas se podrían definir en un simple palabra, negras, lo único que se puede notar de su vestimenta es el Anorak que usa, tan largo como él mismo y de solapa alta que practicamente cubre todo su cuello, su piel es pálida, el cabello es obscuro como ninguno y alborotado sin embargo de brillo y pulcritud evidente. Este caballero que en su expresión no revela sensación alguna con cuencas obscuras y profundas como dos insonsables abismos, no posee ojos propiamente dichos, sus pasos resultan de un ritmo justo entre el caminar y un paso ligeramente rápido, imperceptible. Pasó desde aquellas primeras puertas masivamente fortificadas hasta el salon principal donde aguardaba el Rey de dichas tierras y señor del castillo, aquel salon estaba ya siendo ocupado por personas de toda clase, en sus ropas se podía divisar algo de su origen, profesión o tarea que pudieran desempeñar. Entonces el sujeto de contraste blanco/oscuro aguardó paciente a su turno, un hombre de tez negra se presentó justo mientras él llegaba ante el Rey, fue corto y preciso en su intervención, espero un momento a que se dispusiera en algun lugar y hecho esto se encaminó hacia el Rey hasta los 3 pasos de distancia frente a él y dijo:

Me presento ante su Majestad el Rey Auguste Renoir, mi nombre es Mynner Darsha y tengo por ocupación las artes mágicas y los misterios del universo; atendiendo a su llamado me presento ante usted como fiel servidor.-Procuró hacer un adecuado uso de la etiqueta para presentarse, tono de voz firme y moderado, una venia mesurada y humilde, posteriormente esperar el concentimiento de su Majestad con un leve asentir con su cabeza y así levantar la mirada para ver al rostro del Rey, inclinar una vez más su cabeza en agradecimiento por los dones recibidos y retirarse de allí para permitir la siguiente presentación-.

Luego de hacer lo debido con el Rey, Mynner busco sitio al lado de una columna hermosamente decorada, como todo a su alrededor, donde pudiese permanecer en espera de alguna orden y con una visión plena de todo el salón para no dejar inadvertido detalle alguno de lo que fuere.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashleystar

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 08/03/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 1:51 pm

Like a Star @ heaven Cayendo el ocaso.. en la majestuosa entrada de aquel lujoso castillo se puede admirar la presencia de una chica rubia muy hermosa con un brillante y lujoso vestido rosa y blanco, estilo lolita... vive inmersa en sus pensamientos y creyendo que esta en Francia exactamente en la epoca Rococo comportandose como una dama de tal epoca... Mientras entra desconfiada al castillo observando a todos los presentes y murmura suavemente algunas palabras... Like a Star @ heaven

Ese instante que no se olvida,
Tan vacío devuelto por las sombras,
Tan vacío rechazado por los relojes,
Ese pobre instante adoptado por mi ternura,
Desnudo desnudo de sangre de alas,
Sin ojos para recordar angustias de antaño,
Sin labios para recoger el zumo de las violencias
perdidas en el canto de los helados campanarios.


- En su mente la atormente la voz de un hombre y le susurra melancolicas palabras...-

Ampáralo niña ciega de alma,
Ponle tus cabellos escarchados por el fuego;
Abrázalo pequeña estatua de terror.
Señálale el mundo convulsionado a tus pies,
A tus pies donde mueren las golondrinas
Tiritantes de pavor frente al futuro.
Dile que los suspiros del mar
Humedecen las únicas palabras
Por las que vale vivir.

- La perturbada rubia despierta de su estado melancolico para presentarse a su excelencia... el rey...-

Perdone la tardanza.... su excelencia .... Soy Misa Amane su servidora.. espero serle de ayuda....

*Baja un poco la mirada y hace una delicada reverencia*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
.Kenshin Himura.
Admin
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 19
Fecha de inscripción : 17/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 2:26 pm

El rey aplaudió la presencia de todos los seres que se encontraban frente a él, una galana reverencia realizó la realeza mientras observaba a cada uno de ellos, su porte, su semblante tratando de descifrar cada forma de ser.
Ante cada interlocución su consultor le susurraba palabras al oído a lo que Auguste asentía con su cabeza levemente.
Tras un momentáneo silencio se puso de pie, caminó unos cuantos pasos hacia ellos dirigiéndose con las siguientes palabras:

Vermeer y este mundo requieren de su ayuda, jóvenes aventureros.
Los Dioses Dahaka y Galadriel mantenían sus conceptos de soberanía en armonía sobre esta tierra, pues el templo más grande de Gaia contenía y resguardaba el Melko.


Un amplio suspiro encarnó sus preocupaciones haciéndolas visibles ante los recientes invitados.

El Melko mantenía las dos fuerzas fundamentales aparentemente opuestas y complementarias, que se encuentran en todos los entes de este universo en constante equilibrio. (luz/oscuridad, sonido/silencio, calor/frío, movimiento/quietud, vida/muerte, mente/cuerpo, masculino/femenino)
Ahora que fue robada se desconoce qué tipo de energía pueda ser usada para beneficios personales, territoriales e incluso destructivos … ¿Qué Dios agobiará con su poder esta tierra? … ¿Dahaka o Galadriel? …
Sin el Melko los sacerdotes ni la Diosa Gaia podrán reestablecer el orden de este mundo.


Agradeció por la copa de vino pues al tomarla con su diestra la bebió de un solo sorbo ante la ansiedad que lo perturbaba, respondiendo.

Satímidez el reino de la Luz y la tecnología, Shpelling el reino de la magia y la Oscuridad, mis informantes dicen que alguno de estos reinos se hizo del Melko, aunque desconozco la forma en que lograron robarla pues la seguridad y los métodos para extraerla del templo son casi impenetrables.

Apoyó su cetro sobre el suelo sosteniéndolo fuertemente con su siniestra, levantó el tono de su voz para ser claro en sus palabras.

¿Están dispuestos a reestablecer el orden de este mundo? … Si así lo deciden, tendrán que conformar 2 grupos.
Uno de ellos hacia Satímidez y el otro hacia Shpelling, en cada grupo tendrá que haber alguien que se encargue de la inteligencia y espionaje, pues aún no sabemos cuál de los reinos posea dicha Energía.


Observó de reojo a Ajedrez y a Taboo, y luego a los demás.
El consejero real se acercó una vez más hacia Auguste Renoir y le murmuró algo al oído, este esbozó una sonrisa y suscitó.


Hacia Satímidez se dirigirán:
Ajedrez
Sara Vanderbilt.
Aya Natsume Belphonte
Alice Kristallys Belphonte
Jumare Himura

Hacia Shpelling se dirigirán:
Kenji Himura
Paz
Taboo
Mynner Darsha
Teila Sheriuss
Misa Amane

Palabras de gran orador emergieron de su boca demostrando por qué aquel ser era el soberano de su Reino:

Tan sólo expresaros mi agradecimiento y deciros cómo alienta mi palabra la persuasión de haber arrancado este lauro, antes a vuestro cariñoso afecto que a vuestro frío juicio, todas estas metamorfosis me mueven a pensar cuántas bellísimas leyendas nos librarán los tiempos por venir en vuestra odisea por la circulación de la vida.

Buena suerte y que Gaia los acompañe osados aventureros.





Reúnanse en sus grupos, conformen sus estrategias, conózcanse y ubíquense en la plaza, allí se encontrarán con cada informante que les dará instrucciones para viajar hacia los diferentes Reinos; tengan cuidado, sepan realizar sus descripciones, pues a veces podré aprovecharme de sus descuidos, atrasando su camino.

Los Dioses
Gaia ( De la tierra )
Galadriel ( De la luz )
Dahaka ( De la oscuridad )
Son deidades tomadas por las propuestas politeístas realizadas en el foro.

Melko cuyo significado élfico: “Poderoso”, fomenté su estructura para la Saga en los lineamientos del Yin Yang.

Agradecimientos a “Aya N. Belphonte” por los nombres de los otros Reinos.




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
.Alice Belphonte.

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 15/04/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 8:42 pm

-La Joven que hasta el momento había permanecido en silencio inmóvil al lado de su madre escucho y examino atentamente a cada uno de los personajes que se presentaron ante el Rey. Al escuchar la división en dos grupos llevo sus hermosos orbes azules a su madre y luego a Ajedrez, quien le parecía interesante y estaba ahora en su grupo, seguido esto su mente se lleno de pensamientos rápidos y posibilidades complejas de lo que ahora pasaría, a lo que susurro a su madre, solo para que esta escuchara.- Espero que sea un buen equipo…

-Su pequeña y elegante figura se movió suavemente hacia la posición de Ajedrez, su vestido negro con encajes y muy elaborado se movió suavemente al igual que su largo cabello castaño, sus zapatos hicieron un ruido sordo al pisar el suelo, sus ojos azules llevaban una mirada decidida e inexpresiva. La joven se detuvo frente a Ajedrez, su mirada era seria y su blanquecino rostro no daba ninguna idea de lo que pensaba, dejo salir su infantil y oscura voz para presentarse a Ajedrez.

-Mi nombre es Alice Belphonte. Estamos en el mismo grupo, será mejor que seamos aliadas, junto a mi madre.- Su mirada se desvió hacia su madre, quien se había encaminado a Ajedrez detrás de ella.

-Dicho esto, sin esperar respuesta tomo la mano derecha de ella y se dirigió a la plaza, sin mirar a atrás.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azriel D'Saphir

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 34
Edad : 26
Localización : Under The Moon...
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 9:47 pm



Mas chicas que chicos…

** Musitaría para si en un tono inaudible para los demás, su mirada se paseaba tranquila sobre la sala deteniéndose algunos instantes sobre cada ser allí presente, desde que habría comenzado la reunión no se habría movido a excepción de su mirada, tal como si de un ser inanimado se tratase…

No fue difícil para ella crear una “ficha” de cada ser que allí se encontraba, sus palabras, gestos e incluso manera de caminar significaban algo para aquella estratega joven, pensando así…

“Dos peones…Dos caballos...Dos torres…Tres alfiles y una reina…Por ahora”

Esbozaría así una leve sonrisa a medio labio al dejar que su mente mecanizara las miles de estrategias que ahora invadían sus pensamientos, absorta en los mismos hasta que el Rey nuevamente pronuncio palabra las cuales escucho atentamente, su preocupación hablaba mas que sus palabras, realmente parecía preocupado por un tema que personalmente no le atraía mucho…Podría abandonar la misión ahora, pero no estaba interesada en la misma si no en los seres que esta la conformaban, sabría que se divertiría y por ello decidió concentrarse…**

Vermeer…Dahaka, Galadriel…Gaia y Melko...

** Nuevamente hablaba para si misma tal como si de una anotación mental se tratase, un pelea de contrarios…Y Melko seria ese “algo” que le equilibraba, pero… ¿Cómo sabia el Rey que todos deseaban ayudarle? Podría contar incluso con mayores enemigos que compañeros…Si lo que el relataba era cierto, varios aquí podrían verse tentados a apropiarse de dichas fuerzas y las cosas... ¿Se complicarian? No, se pondrían mas divertidas…

Rió para sus adentros ante sus hipótesis, nuevamente siendo sacada de las mismas al escuchar nuevamente las palabras de aquel Rey...” ¿Vamos en grupos? Pensé que esto seria individual…” emitió un imperceptible suspiro al escuchar las indicaciones, analizando ahora el lugar al que se dirigiría, Satímidez, Luz y tecnología… “Curioso lugar debe ser...” pensó.

A medida que escuchaba quienes conformarían su grupo observaría a los pertenecientes, por ahora no tenia problema con ninguno ya que ciertamente veía potencial, y fue así como nuevamente sonrió con cierta tranquilidad…

Cuando pensaba dirigirse a la salida frente a Ella apareció una compañera de su grupo, una joven de corta edad la cual se presento de manera amable, al notar eso sonrió amenamente hacia la pequeña ya que le generaba cierto cariño ya aunque no le conociese, era un sentimiento que siempre le generaban los pequeños, un deseo incontenible de protegerle…Levanto su mirada ahora hacia aquella madre que le acompañaba, un cuadro realmente agradable pero sabia que esto también tendría sus riesgos que por ahora prefería ignorar…

El siguiente acto de aquella decidida jovencilla le causo cierta sorpresa, no llevaba mucho allí y ya alguien ejercía contacto físico con Ella, notando fácilmente la joven que su temperatura seria extremadamente fría, incluso mas que la de un cadáver…

Al sentirse halada por aquel ser no vaciló en seguirle hacia la salida, deteniéndose por algunos segundos dirigió nuevamente su melódica y baja voz hacia el Rey… **

No ofreció nada…Espero nuestra paga sea proporcional a nuestro trabajo…

** Al terminar con sus palabras sonrió deliberadamente sabiendo que de allí aun nadie podría saber lo que sus palabras realmente significaban, y sin mas caminaría al lado de la joven hasta salir de dicho recinto, deteniéndose nuevamente donde había dejado a su magna bestia la cual descansaba sobre aquel pasto demostrando su belleza, fue así como se puso frente a aquella jovencita, llevando ambas manos a los costados de la misma flexiono levemente sus piernas para así, tomando fuerza con dicho movimiento lograr levantar sin mayor trabajo a la pequeña y situarle sobre el lomo de aquel corcel el cual se habría levantado inmediatamente al notar la presencia de su Ama.

Cerciorándose de que aquella pequeña estaría estable sobre el ya mencionado, tomo las riendas del mismo para así al momento en que la joven Aya salio, comenzaría a caminar al lado de su bestia, guiando la misma dirigiéndose hacia la plaza en la que se encontraría con sus compañeros **

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Notese que lo que va entre comillas [ "..." ] son pensamientos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sara Vanderbilt

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 06/03/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 10:22 pm

Una sonrisita a medio labio invadió su rostro. Entre los presentes, dirigó su mirar hacia Jumare, aquel hombre de tez oscura que se encontraba en el salón. Un poco cohibida, tocó su hombro derecho con la yema de su dedo índice.

- Buenas, ...¿Jumare? Es un placer, mi nombre es Sara. - Al decir estas palabras, le sonrió encantadora y dulce extendiendo su mano hacia él, para estrecharla. - Estaré trabajando con usted en esta odisea. Y.. no es por ser indiscreta, pero a lo mejor necesita un aventón a la plaza, ¿gustaría ir conmigo? Tengo coche. Si acepta, sígame.

Ya era hora de salir allá y hacer un excelente trabajo. Sigilosamente, caminó delante del jóven, fuera del salón cual gato escapa entre los arbustos por la noche, como si anduviese en las nubes. Al salir de allí, caminó por el extenso pasillo; los tacones de sus botines resonaban haciendo un eco fuerte, solitario. Con su mano izquierda sostenía aquel suntuoso bolso y entre sus dedos aquellas gafas que tenía puestas anteriormente. Su mano derecha se dirigió hacia su melena oscura, haciéndola un poco hacia atrás. Aquellos mechones de cabello cayeron con gracia por su rostro.

Mientras bajaba los escalones, saliendo del palacio Renoir, alzó su bolso y abriendolo rápidamente tomó las llaves de su coche; apretó aquel botón que indicaba al mismo abrir sus puertas y dirigióse a la puerta de conductor abriéndola. Entró y colocó sus pertenencias en el asiento copiloto. Con la llave, encendió el coche y encendió los focos delanteros. Ya había oscurecido; y así, hizo una pequeña maniobra con el volante saliendo de allí a toda marcha. Ahora tendría que dirigirse a la plaza en donde se encontraría con sus compañeros de grupo. Mientras conducía, procuraba tener paciencia y cuidado con los peatones en aquellas estrechas calles de la ciudad.

- ¿Qué tal serán...? - Pensó para sí mientras que, después de un par de vueltas. Había llegado al lugar.

Estacionó aquella Range Rover en la plaza, pudo divisar una o dos personas, sin estar segura de reconocerles del palacio. Suponía debían ya estar en camino sus compañeros. Salió del coche y quedándose de pie a un lado de este, después de cerrarlo, esperó en silencio, de brazos cruzados.

No pudo evitar sonreir una vez más.

- ¡Qué divertido..! - Pensó.


Última edición por Sara Vanderbilt el Dom Abr 19, 2009 10:42 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Belphonte N. Aya.
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 35
Edad : 26
Localización : The F*cking Hell.
Fecha de inscripción : 04/03/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Dom Abr 19, 2009 10:25 pm



** Escuchó con atención las palabras que aquel soberano había expresado, por varios instantes su mente divagó en innumerables pensamientos reflexionando una a una las diferentes situaciones que tal "travesía." podría generar. Meditó aquellas posibilidades mientras su mirar se fijaba en cada uno de los presentes en la habitación cuando el Rey mencionó la división entre grupos, fue allí cuando sus finas pupilas recorrieron la esbelta silueta de la dama conocida como "Ajedrez." , la presencia de aquella misteriosa jóven provocó que su atención se centrase sobre ella, ya que su hija también había percibido algo, quizá esa intuición infatil que tienen los infantes para concebir una idea positiva hacia algún individuo o simplemente la irremediable e insana curiosidad. **


** Apartó todo aquello de su mente y dirigió sus pasos hacia la susodicha manteniendo aquella sonrisa serena sobre su rostro al notar que su pequeña ya había cruzado palabra con la extraña, así que ahora le resultaría más fácil la tarea de hablarle. **


- ...Yo soy la Madre de esta pequeña, mí nombre es Aya Natsume Belphonte y como ha dicho ella, considero pertinente mantener una buena relación si así se nos ha concedido la oportunidad de compartir el mismo espacio. -


** Dicho aquello, divisó como su hija tomó de la mano a la dama, mientras estas se dirigian a la salida del palacio, sin pensarlo, las siguió cruzando el amplio portón dedicandole continuamente amables ademánes y gestos a la desconocida. Una vez allí, en las afueras del palacio, contempló como la jóven de delicadas facciones demostraba tal cortesía con su hija al ofrecerle su caballo como medio de transporte. **


- Continuemos entonces... -


** Se limitó a exhalar un amplio suspiro, esbozando ahora una sonrisa más armónica al seguir los pasos del imponente animal que transportaba a su pequeña y a la enigmática jóven que le guiaba hacia la plaza. **
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
.Jumare Himura.

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 16/04/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Lun Abr 20, 2009 12:52 am

-Tras haber escuchado las palabras del rey, mira a los presentes, tratando de identificar a los que habrian de quedar en el equipo. Distraido, siente algo en el hombro, volteandose, llevando su mirada a tan amable joven-

Mucho gusto...

-Estrecha su mano, mirandola de pies a cabeza-

Eso parece. No, muchas gracias, prefiero caminar. Ya nos veremos en la plaza, hasta entonces.

-Observa a Sara salir del tan agraciado palacio-

Hmmf

-Sin saber quien mas habria de estar en el equipo, emprendio camino hacia la plaza. Poco despues de salir del palacio, se esculca por todo lado... Encontrando por fin sus cigarrillos. Prende uno de ellos, guardando los tres restantes, siguiendo su camino.-

-Para sus adentros- Interesante motivo para reunir a tan selecto equipo -Fuma- Asi que, aparentemente, seremos heroes si logramos dicho objetivo... Pero, que consecuencias nos llevara el meternos con los dioses?...

-Caminando, fumando y pensando, se le pasa el tiempo, divisando al final de la calle el coche de la joven Sara, y ella, al lado de el. Al llegar, se sienta con las piernas cruzadas no muy lejos del coche, cerrando los ojos y agachando la mirada, esperando por los otros elegidos del rey.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Paz

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 21
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 22/03/2009

MensajeTema: .   Lun Abr 20, 2009 5:16 pm

*La mujer escucho y observo con cuidado cada palabra del Gobernante, sus movimientos y expresiones, lo cual le dio una idea de como era la situacion, que se tornaba cada vez mas compleja y dificultosa.
No le causo agobio ni alguna reaccion negativa, mas bien le agrado escuchar sobre este viaje, ya que por su naturaleza de viajera sin rumbo le parecia una delicia viajar a estos mundos no conocidos por ella.
Al escuchar los nombres de sus compañeros de grupo, comenzo por buscarles con la mirada. Reconociendo a algunos nada mas, ya que no recordaba bien los rostros de los demas.
Ya finalizada la exposicion del rey, la joven murmuro luego de sus palabras de agradecimiento*

Mmm … Al parecer solo sera un acto heroico y no de lucro …

*Dio un leve suspiro el cual de a poco se convirtió en un bostezo, haciendo que se estirara un poco para animar a su cuerpo a caminar, se dirigio con tranquilidad hacia su compañero mas cercano, el espadachín. Al estar junto a el, le miro casi con descaro como si tratare de investigarle con sus expresiones y movimientos*

Compañero … *Le hablo de una manera suave casi juguetona, sonriendo* … Te interesaría acompañarme a la plaza o prefieres reunirte acá con los demas?

*Comenzo a acomodar sus lentes sobre sus ojos antes expuestos para observar al rey en su presentacion, como toda una mujer coqueta se arreglo un poco el pañuelo sobre su cabeza multicolor el cual cubria y sujetaba ala vez todo su cabello de azabache color*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
.Taboo.

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 202
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Lun Abr 20, 2009 6:34 pm


No se movía, no se inmutaba: era una gárgola, una estatua más del salón; así que en silencio escuchó las reales palabras un tanto confusas al principio que mostraban un poco de angustia en el emisor.

Su alta efigie era hermosa y sobre ella recaían telares tan finos como los que usaba el Rey, quien, tras terminar un largo discurso bastante conciso, la observó. Le devolvió la mirada aún sin realizar movimiento alguno. La figura lo percibía todo, absolutamente todo: en la afonía que por respeto se le otorgaba al Rey, una descomunal mujer susurraba frases referentes a lo dicho por su Majestad y para el oído de la sombra azulina era como si le hablase directamente... Sin embargo, no ladeó el rostro hacia ella y se concentró en memorizar, callada, los nombres de quienes serían sus futuros compañeros.

Por fin el Rey había acabado: había designado dos grupos que se dirigirían a dos tierras completamente distintas y, para su suerte, a ella le había tocado el mundo de la oscuridad y las penunmbras, es decir, al reino de las sombras, sus amantes. Y obedeciendo a la intuición se volteó siendo, tal vez, el único ser que reverenció al Soberano inclinando medio cuerpo hacia adelante, con el brazo derecho acodado a la altura de su abdomen.

Se trasladó como un fantasma hasta las afueras tomando el mismo camino por el cual había ingresado.

Sus ideas divagaban en su mente...

{{... Quizás sea el Dios de la Luz... no veo por qué deba ser el de la Oscuridad si tiene posesión de casi todo ser vivo en este planeta. ...}}

Iba deduciendo, imaginando, transportándose a un mundo futuro del cual despertó al oír la voz de algún personaje, que podía haber estado presente en el castillo, cuando llegó a la plaza, lugar de encuentro para los miembros de ambos grupo.

Se detuvo y empezó, a través de esos negros agujeros, a identificar a cada personaje tan peculiar que ahí yacían...
No era tímida, pero prefería saber a quién dirigir la palabra primero, aunque si se la dirigían antes no se negaría a dialogar...


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/_Black_Diamond_
Azriel D'Saphir

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 34
Edad : 26
Localización : Under The Moon...
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Lun Abr 20, 2009 8:42 pm



** Su paso seria constante pero tranquilo al lado de sus acompañantes, la joven Aya, su bello corcel y sobre el mismo la pequeña Alice, en tal recorrido se encontraría totalmente en silencio, ya que en su mente estarían miles de ideas, todas tan importantes y deseosas de llevar a cabo, “No hay por donde empezar, eso lo hace mas difícil…” Pensó, ya que lo único que poseían todos eran nombres, simples nombres…No habría rutas, mapas, gente…así que todos comenzarían desde cero.

Recordó nuevamente los nombres de los miembros de ambos equipos, noto la diferencia de numero, sin embargo, esto no era una competencia de quien llegase primero o algo similar, después de todo tampoco habría premio así que no seria algo que influyese…Al menos no por ahora.

Llegaron a la plaza, el camino se le hizo poco ya que comúnmente tenia mas tiempo para planear estrategias, además de una sala y tal vez una copa de vino, pero ahora era una prueba…4 compañeros, todos tan peculiares y diferentes, bien sabia por su experiencia que el éxito de la misión no seria en la fortaleza de cada uno, si no en la estrategia y el trabajo que cada quien ejercería para así formar lo que se suponía eran, un grupo.

Lo primero que atisbó fue aquel auto de la Srta. Sara y cerca de este el joven Jumare, esbozo una leve sonrisa a medio labio con tales finos de carmín escaso satisfecha ante la puntualidad y rapidez de sus compañeros, acto seguido su magna bestia se inclino frente a ella para así delicadamente y por los costados de la joven Alice dejarle nuevamente en el suelo, después de esto llevaría su diestra a la cabeza de la bestia acariciando la misma con delicadeza, susurrándole varias palabras las cuales solo su corcel la entendería ya que este no seria un propio idioma, consecuente a esto aquel animal golpeo los cascos de sus patas delanteras contra el adoquín de aquella plaza con fuerza para así comenzar a cabalgar hasta desaparecer ante la vista de aquellos seres, poco tiempo después el sonido de su carrera desapareció.

Caminaría hasta posarse frente a los miembros de su grupo, paseando sus peculiares orbes carecentes de algún brillo vivaz sobre cada ser, dedicándole algunos segundos a cada ser para observarle inquisidoramente…Entrelazaría sus manos al tiempo que llevaba a cabo dicha acción para así organizar los mismos de blanco color con aquellos extraños bordados, luego de esto aclaro un poco su voz para comenzar a hablarles en su característico tono bajo, casi melódico y tranquilo **

Supongo ya sabrán mi seudónimo, aun así lo repetiré…Ajedrez, a sus servicios…

** Al terminar aquellas palabras llevaría ambas manos tras su propia espalda para nuevamente entrelazarlas entre si, dando unos cuantos pasos ante su silencio dejaría que aquellas botas de suela platinada chocasen contra aquella loza del suelo, generando su característico sonido para así, un tanto alejada de ellos darles la espalda observando a aquellos ciudadanos que por allí transitaban, todos con sus curiosas miradas hacia los seres que allí estaban, podrían pensar tal vez que se trataba de un nuevo circo, personas “locas” pero ninguno sabría la magnitud del asunto, ni siquiera ellos que serian los directamente afectados…¿Realmente valía la pena arriesgarse?,¿Realmente habría oportunidad de salir ilesos? Porque algo era cierto, no seria fácil… **

No soy de las personas que pierden tiempo, no soy quien deben seguir, sin embargo…Soy Yo quien deseo organizar las cosas, somos un grupo y necesitamos estrategias, tratos y posiciones…Se que aquí cada quien tiene su experiencia, su elemento…Pero en este caso, aunque sientan que el mundo es de Uds…Su fuerza no servirá individualmente...

** Su tono de voz se tornaría algo mas serio y directo, no seria arrogante pues no estaba dando ordenes, solo sugerencias…Tampoco obligaba a nadie que la escuchase, solo deseaba transmitirles la verdad, pero mas que eso…Deseaba lograr la misión, no por parecer héroe, sus ansias erradicaban en los secretos que podría descubrir en el trayecto de lo que les esperaba… **

Algo mas importante que llegar a la meta, será llegar completos a la meta, así que sin importar que entre Uds se tengan cariño, deberemos protegernos entre si y desarrollar planes para cada ocasión…

** No se incluiría en aquella frase en la que señalaba el afecto ya que sabría y tendría como prioridad mantenerse alejada de aquellos compañeros… Nuevamente el cabalgar de su corcel se escucharía, pero este seria acompañado con otros de su misma especie y en la lejanía ahora se podría divisar tres rozagantes bestias del mismo tipo, aquella ya conocida como “Blanco Marquéz” y otras dos similares en su aspecto, exceptuando su color el cual seria de un hermoso blanco polar…

Primero llegaría su bestia de azabache color, un tanto mas grande que sus acompañantes, seguido a estas ambos caballos se posarían tras el magno oscuro, nuevamente giro para observar a su equipo, caminaría hasta posarse entre los dos blancos caballos dirigiéndoles nuevamente el habla a su grupo **

Ellos son Noir y Nero Marquéz, hijos de Blanco, aquel que comando Yo…Me supongo que la Srta. Sara estará en su auto, y el joven Jumare…No creo que acepte Mi ayuda, así que…Aya, Alice...Espero cuiden de Mis bestias tanto como Yo, de lo contrario…Ya saben, Blanco no es muy amigable…

** Esbozaría una leve risilla la cual extraña seria en su siempre neutral comportamiento, mas esta solo duraría segundos para después caminar hacia el magno caballo de negro azabache color el cual se inclinaría al notar como Ella se acerca, curioso y extraño seria que los nombres con los cuales llamaba a aquellos corceles serian lo contrario a sus características, Noir y Nero en diferentes idiomas significarían “Negro” y aquellas bestias tendrían un blanco inmaculado, con monturas similares a su Padre en color invertido… Sin más, pasaría su pie der. sobre la montura de su bestia ya que al estar este inclinado su altura no seria un problema, tomo las correas y acomodo los estribos para así indicarle a la misma que se podría levantar, su animal obedeció sin mas moviendo su larga y lacia cola de negro color, al tiempo que aquella joven acariciaba su crin de similares características, volviendo a hablarles… **

Por ahora…Lo mejor será movilizarnos y conseguir la información que podamos sobre nuestro destino y la manera de llegar, nos reuniremos mañana en la noche cerca de los suburbios…Espero estén comprometidos con esto…

** Terminando de hablar daría un leve golpe en el cuello de su bestia la cual elevo sus patas delanteras al tiempo que relincharía con fuerza, acto seguido posaría fuertemente sus patas delanteras nuevamente en el suelo para así con el mismo impulso cabalgar hacia la salida de la plaza con suma agilidad y velocidad, dirigiéndose así hacia la zona “rosa” de la cuidad, aquella donde inundaban bares y cabarets…. **

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
  

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 83
Localización : Mount Heaven
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Mar Abr 21, 2009 12:00 am

El Rey había hablado, su proclamación fue clara, puntual y muy precisa:”Recuperar el Melko y traerlo de vuelta a las manos de la Diosa Gaia”. No había mucho que pensar al respecto, así pues él, Mynner, se dispuso en su labor pero antes se inclinó ante su majestad para de nuevo mostrarle respeto y reconocer su autoridad en esta misiva. Concluyendo esto, miro alrededor rápidamente ya que todos empezaron a moverse al punto de encuentro tan pronto su alteza culminó su instrucción, apenas retrató en su memoria algunos rostros y con ello esperar a darles nombre una vez se hubieran presentado. Se dirigió entonces a las afueras del castillo siguiendo la misma ruta que utilizó para llegar, no se hizo notar , prefería siempre asar inadvertido por cosas de no llamar la atención y le daba algo de paz notar que no era el único que tenía un aspecto poco común, por decirlo de alguna manera, así que no resaltaría del ambiente ni mucho menos por sobre los otros del grupo; luego de un tiempo llegó a l aplaza donde habían acordado el punto de inicio de la travesía, al pasar por el lado de algunos de los integrantes de dicha misión casi pudo conocerles, es una percepción de las cosas y los pensamientos, el aura de cada quien que a través de entrenamiento se puede llegar a ver, sentir y leer como un libro abierto de bellos dibujos y colores, cada uno de los presentes tenía sus propias tonalidades, era una combinación de matices hermosos, algunos lúgubres, sombríos, otros alegres y electrizantes, sin duda iba a ser algo maravilloso lo que le esperaba y a los otros también.

Tomó lugar, de nuevo, a una moderada distancia del grupo en general, una banca cercana a esa figura femenina, puede notarlo por sus maneras delicadas, aunque no llegó cuando ella hizo su presentación, porque seguro la hizo, logró identificarse por alguna razón con ella, eso estaba por ser corroborado; Dispuso sus manos sobre sus piernas, cómodamente puesto sobre la banca aguardó a la llegada del resto, mientras inspeccionaba los alrededores, es un observador empedernido y no puede evitar observar y observar las cosas alrededor suyo, esas cuencas obscuras parecen absorberlo todo sin remedio y ahora que está con el rostro más a la vista, se puede notar un brillo, un destello sutil a lo profundo, como una ráfaga fugaz, trémula y precavida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Teila S. Belphonte

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 19/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Mar Abr 21, 2009 12:18 am

- La joven Teila abría escuchado cada palabra musitada por el rey...Estando ella aun inclinada mirando al piso, al sentir que el bebió de la copa acercaría la bandeja hacia ella, para luego dejarla a un lado y colocarse de pie...
Al escuchar los nombres de los integrantes que conformaban su grupo la joven daria una leve sonrisa...Mirando de reojo a cada uno de los que estaba presente... Se fijaría atentamente a la joven de cabellos naranjo al cual llegaba con una niña, creando una sonrisita diminuta de medio labio, que la cambiaria en el mismo instante para que nadie lo notara- ..." Veo que...Estas aquí"...- Es lo que pensaría la joven y no dejaría de verle hasta que ya notaria que salía del castillo, asi en ese momento desviaría la mirada a las personas que conformarían su grupo.
No diría nada, tan solo caminaría hasta uno de los miembros que conformarían su grupo..Hasta Kenji Himura, la pelirroja se colocaría delante de el, dando una pequeña reverencia, de forma de saludo y de respeto ante un desconocido, para luego colocarse firme y mirar a los ojos como siempre era su costumbre... Abriría sus labios suavemente para de tal manera musitar-

Buenas...Mi nombre es Teila Be...-

antes de terminar la ultima palabra se detendría y guardaría silencio por una milésima de segundos y volver a decir-

Teila Sheriuss, un gusto...Soy la sirvienta de este reino, y también una de las que estará en las misiones...Y si no es de mi error, creo que estamos en el mismo grupo...

-diría delicadamente al momento que dedicaría una sonrisa suave y de medio labio al joven y volver a decir-

Si no es de su molestia...Me preguntaba si gustaría usted de irse conmigo hasta el punto de encuentro con los demás, para asi conocernos mejor y saber las especialidades del otro, de esta manera servirá para nuestra misión y saber en que seremos de importancia en esta misma...

- diría la joven clara y precisa, no esperando ser inoportuna, tan solo tendría aquella inquietud por conocer a los que estaban en su mismo grupo, y también...Poder comenzar con aquella misión que le fue ordenada por su majestad...El rey.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/searchteila
.Taboo.

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 202
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Mar Abr 21, 2009 4:11 pm


Se acercó con movimientos parsimoniosos, tal como había acostumbrado mostrar ante el público general y se detuvo ante aquel ser de desordenadas hebras negras. Su aspecto le fascinaba... Quedó analizando cada detalle suyo y tanto la despreocupación de su postura como la fijación de cumplir la misión reflejada en sus ojos fueron, desde un principio, de total interés para aquella figura azulina.

Llegó a posicionarse casi al frente de él al detenerse. Su máscara se dirigía al rostro de él y parecía que realmente en esos agujeros negros, unas iris de caleidoscópicos colores se dejaran ver.

- Mynner Darsha... - musitó el nombre de aquel. Lo había dicho con tanta confianza que parecía conocerlo desde hacía mucho tiempo. Recordó, entonces, que no se había presentado. - Dísculpeme. Mi nombre es Taboo. -Su voz era como un eco vacío, como el llanto de viejas lápidas.

Sus brazos, hasta sus manos, estaban cubiertos por esa tela de zafiro oscuro; pero, de igual manera, la figura extendió la mano derecha hacia el lampiño hombre en ademán de saludo y su propia sombra se incomodó por el movimiento.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/_Black_Diamond_
.Jumare Himura.

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 16/04/2009

MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   Miér Abr 22, 2009 1:33 am

-Escuchando atentamente las palabras de Ajedrez, recapacita acerca de la impresion que dio...-

-Para sus adentros- Hmmm tendre que ser mas amable si quiero lograr trabajar en equipo...

-Colocandose de pie, luego de ver partir a Blanco, se acerca respetuosamente a la joven Sara, y asi como ella a el: le toca con el dedo indice el hombro derecho-

Sara?, perdone por negarle su invitacion de acercarme en su lujoso coche... Pero tenia ganas de fumarme un cigarrilo, y no me parecio conveniente hacerlo alli dentro. Ahora...Si gusta, podriamos buscar informacion juntos, siguiendo las indicaciones de Ajedrez.

-La mira fijamente a los ojos esperando algun cambio en las facciones de su rostro y, por supuesto, una respuesta-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: .Just Like a Heaven.   

Volver arriba Ir abajo
 
.Just Like a Heaven.
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» [MOD Civilization IV] Fall From Heaven 2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Leyes del Rol Online :: : Sagas : :: Sub-foros de sagas. :: Just like a Heaven-
Cambiar a: